Básculas De Baño Ligera » Selección de los Mejores productos

Mira cuál es el precio en [year] de las básculas de baño más fantásticas del mercado. Nuestra clasificación se actualiza constantemente, con gangas y rebajas.

Las mejores básculas de baño ligera

¿Qué básculas de baño ligera debes escoger

Contrariamente a las apariencias, comprar una báscula de baño o de cocina puede ser difícil, porque los dispositivos en sí difieren en diseño y función. Aquí te diremos qué básculas de baño ligera tienes que escoger para que sean de tu gusto.

Tipos de básculas de baño ligera y modelos parecidos

Antes que nada, aprendamos cuál es su mecanismo. Grosso modo hay dos tipos de básculas en el mercado:

Mecánica – como su nombre indica, los elementos mecánicos son los responsables de la medición. Estos incluyen, por ejemplo, los resortes, cuya deformación pone en movimiento la escala rotativa. No encontraremos piezas electrónicas aquí, lo que significa que las básculas de baño o de cocina de este tipo no requieren ninguna fuente de alimentación – no tenemos que preocuparnos, por ejemplo, de cambiar las baterías.

Modelos electrónicos – el principio en el que se basa su funcionamiento es parecido que en el caso de los aparatos mecánicos y también depende en los cambios del muelle bajo presión. En esta ocasión, no obstante, la deformación se mide con un sensor especial, un sensor de tensión. En otros casos se utilizan transductores hidráulicos. El sensor de la báscula electrónica envía una señal al convertidor analógico-digital, que convierte sus indicaciones en valores en la pantalla. Así tenemos un resultado exacto de la prueba. A diferencia de las básculas mecánicas, los dispositivos electrónicos requieren de una fuente de alimentación. En la mayoría de los casos se trata de pilas estándar AA o AAA, y en menor medida, modelos diferentes como CR2032.

Cómo funciona una báscula de baño ¿qué necesitamos de unas básculas de baño ligera?

Las básculas del siglo XXI no sólo verifican el peso, sino que muy a menudo hacen mediciones adicionales, en caso de dispositivos electrónicos. Cuando se piensa en qué báscula comprar, merece la pena darse cuenta de los extra que nos puede ofrecer. Sin buscar más lejos, en el caso de las básculas electrónicas, después de teclear nuestra edad y estatura, el dispositivo puede calcular y comprobar diferentes valores:

El peso – la función más básica y {la única que una báscula analógica (sin fuente de alimentación adicional) puede darnos}|que cualquier báscula analógica verifica.

Porcentaje de grasa blanca – la báscula comprueba el porcentaje de nuestro cuerpo compuesto de tejido adiposo. Eso se hace gracias a, mayormente, por un suave impulso eléctrico, enviado desde la báscula, que luego examina el tiempo de su flujo a través de nuestro cuerpo.

Porcentaje de tejido muscular – la báscula de baño comprueba qué parte de nuestro peso son músculos.

Peso óseo – el aparato verifica cuántos kilos pesa todo nuestro esqueleto junto con los huesos.

Índice de masa corporal – después de introducir la información sobre nuestra altura y edad, el aparato determina y presenta el valor del Índice de masa corporal.

Contenido de agua del cuerpo – la báscula verifica el porcentaje de agua en nuestro cuerpo.

Igualmente, algunas básculas electrónicas ofrecen funciones extra. Estos pueden ser, por ejemplo:

Memoria – varias de las básculas tienen una memoria interna incorporada. En su forma más básica, el dispositivo recuerda la última medición o varios resultados realizados previamente. Las básculas más avanzadas permiten guardar los perfiles de diferentes usuarios y recordar sus resultados durante más tiempo.

Funciones inteligentes – Las básculas electrónicas más caras pueden tener así llamadas funciones smart – inteligentes. Permiten, por ejemplo, comunicarse con otros dispositivos usando módulo Bluetooth o wifi. Estas básculas de baño pueden comunicarse con un programa de tu smartphone o enviar informes periódicos utilizando e-mail. Este tipo de aparatos encontraremos entre los más caros del catálogo de básculas de baño electrónicas.

Básculas DE BAÑO LIGERA y demás tipos de básculas: Precisión y el rango de medición

La precisión de la báscula y su rango de medición son dos características importantes que debemos tener en cuenta al elegir el modelo que queremos comprar. En el caso de las básculas de baño o de cocina analógicas, la precisión de la medición suele ser de medio kilo o un kilo, y con menos frecuencia de 100 gramos. En el caso de los dispositivos electrónicos, las básculas suelen ofrecer una estimación con una precisión de 0,1 kg (100 gramos), y en algunos modelos las básculas dan resultados más exactos – hasta 0,05 kg (50 gramos), aquí se trata de básculas de farmacia.

El rango de medición es el valor más bajo que puede registrar el dispositivo, así como el límite superior de presión en la escala. Podemos encontrar básculas con un rango inferior de 1 kg, pero algunas básculas electrónicas no se encenderán por debajo de 2, 5 o incluso 7 kg de presión. Esas básculas no servirán para pesar, por ejemplo, a bebés.

La presión máxima determina tanto el rango superior de los sensores como el peso seguro que no dañará el dispositivo. En general hay básculas con un límite de 150 o 180 kilogramos, pero también encontrarás básculas para personas con peso más alto.

Básculas de baño ligera y otros tipos: La pantalla

Pero, ¿qué pantalla va a ser mejor para ti? Lo más importante es que el resultado sea claro, por lo que la pantalla debe ser amplia, luminosa y inteligible. Las básculas analógicas muestran el resultado en una pantalla que gira con una aguja y una escala detrás. La falta de luz trasera hace que el resultado sea ilegible en el caso carencia de luz. Ese tipo de báscula también puede ser un problema si el usuario tiene problemas de vista y la báscula es se pequeño tamaño.

Si hablamos de las básculas digitales, el resultado se muestra durante unos segundos más después de que nos pesemos, así que podemos bajar (de la báscula) y mirar la pantalla. Los colores más comunes en las básculas son monocromáticos, a veces retroiluminados en un color, como el verde o el rojo. Normalmente la pantalla es una parte integrada en la báscula. Sin embargo, encontrarás básculas de baño en el mercado con una pantalla externa, que se puede separar del cuerpo de la báscula y poner en otro sitio, con acceso más fácil.

Básculas DE BAÑO LIGERA y demás modelos: el material y la forma

Otro factor al que mirar de cerca es la construcción de la propia báscula de baño que pretendemos comprar. Si ponemos la báscula en un lugar visible, vale la pena tener cuidado de que coincida con el interior del baño y las tonalidades de otros elementos del mobiliario. Encontrarás básculas en las tiendas decoradas con pintura, así como de colores singulares.

Si preguntamos por el diseño, Habitualmente vemos básculas de baño rectangulares o redondas. El primero modelo es más simple para mantenerse de pie y da promete más seguridad durante la medición. No olvidemos que el tamaño puede ser importante si necesitas que la báscula esté en un baño pequeño, o si quieres esconder la báscula en un armario después de la medición.

{Es más, También} podemos distinguir varios materiales de los que está hecha la parte alta la báscula. La diferencia está en sus características singulares. Los materiales más comunes en las plataformas de las básculas de baño son:

Plástico – a menudo se encuentra en dispositivos más baratos. El plástico también es lo más habitual en el caso de las básculas analógicas. De todos modos, el plástico tiene sus lados malos: es fácil de estropear y con los años el plástico blanco se amarillea.

Cristal templado – el material más típico para las básculas electrónicas populares. El cristal debe tener el grosor adecuado, por lo que el peso de la báscula de vidrio es mayor. Las básculas de vidrio en ocasiones tienen una tendencia a tener grietas en los bordes. Esto no afecta a su rendimiento, pero la bascula pierde su aspecto bonito. Sin embargo, el vidrio es ideal para mantenerlo brillante .

El metal – regularmente aparece junto con los elementos de cristal, pero también hay basculas de baño cuyas plataformas están hechas completamente de acero. Su ventaja es que son muy fuertes y prácticas de mantenerlas siempre brillantes.

Aluminio – un material menos frecuente, pero hay básculas de aluminio en el mercado. No son tan robustos como el acero, pero por otro lado tienen menos peso.

Madera – en la última década, los aparatos cuyas carcasas están hechas de madera o bambú son cada vez más populares. Ofrecen una buena relación peso/resistencia, pero a veces con el paso de los años la humedad puede ocasionar una ligera malformación.

Deja un comentario