Básculas De Baño Clásicas » Aprovecha Super Descuentos

El día después de las vacaciones es un momento en el que casi todos de nosotros miramos nuestro cuerpo con un poco de preocupación. Algunos de nosotros decidimos pasear por aquí y por allá para entrar en el nuevo años con una nueva silueta, mejor que nunca. Si necesitas aliados en esta lucha tienes que comprar una báscula de baño. ¿Cómo si no vas a controlar tu peso? ¿Qué otros factores puedes encontrar en las básculas electrónicas más punteras? ¿Qué precio estás dispuesto a pagar? Lee el artículo que nuestros especialistas han preparado especialmente para ti.

Básculas De Baño Clásicas – mejores precios

¿A qué hay que prestar atención cuando se elige una báscula de baño? La mejor guía

Muchas veces menospreciamos la compra de una báscula de baño o de cocina sin saber en absoluto qué funciones ofrece este aparato tan simple. Este artículo, en el que describimos las características y diferencias en la construcción de las básculas como las Básculas De Baño Clásicas, te ayudará a comprar la balanza adecuada.

También vale la pena comprobar cuánto cuestan actualmente las básculas de baño más populares. El ranking que hemos preparado a continuación está en constante actualización y presenta los modelos mejor valorados del mercado.

Diferentes tipos de básculas de baño clásicas y modelos parecidos

Lo más importante en qué fijarse cuando se elige una báscula de baño es su mecanismo. Hay dos tipos de básculas en el mercado:

Mecánica – tal como dice su nombre, los elementos mecánicos son los que se usa para la medición. Estos incluyen, entre otros elementos, los resortes, cuya deformación pone en movimiento la escala rotativa. No encontraremos piezas electrónicas en este tipo de básculas, gracias a eso las básculas de baño o de cocina de este tipo no requieren ninguna fuente de alimentación – no tenemos que preocuparnos, por ejemplo, de tener que cambiar las baterías.

Electrónica – el principio básico de su funcionamiento es parecido que en el caso de las básculas mecánicas y también se basa en las deformaciones del muelle bajo presión. Aquí, ahora bien, la medición se hace con un sensor diferente, un medidor de tensión. En otros casos se utilizan transductores hidráulicos. El sensor de la báscula electrónica manda una señal que recibe el convertidor analógico-digital, que convierte sus indicaciones en valores en la pantalla. De esta manera leemos un resultado exacto de la prueba. Al contrario a lo que ocurre en las básculas mecánicas, los aparatos electrónicos necesitarán una fuente de alimentación. Normalmente se trata de pilas estándar AA o AAA, y en menor medida, modelos diferentes como CR2032.

Cómo funciona una báscula de baño ¿qué necesitamos de unas Básculas De Baño Clásicas?

Las básculas del siglo XXI no sólo evaluan el peso, sino que también hacen mediciones adicionales, cuando hablamos de dispositivos electrónicos. Cuando se piensa en qué báscula comprar, merece la pena darse cuenta de los extra que nos puede ofrecer. Sin buscar más lejos, en el caso de las básculas electrónicas, después de teclear nuestra edad y estatura, el dispositivo puede calcular y comprobar diferentes mediciones:

El peso – la función más obvia y {la estándar que una báscula analógica (sin pilas) puede medir}|que cualquier báscula analógica nos ofrece.

La parte de tejido adiposo – la báscula comprueba cuántos por ciento de nuestro peso está compuesto de grasa blanca. Eso se hace gracias a, en la mayoría de los casos, por un suave impulso eléctrico, enviado desde la báscula, que luego valora el tiempo de su paso a través de nuestro cuerpo.

La parte de tejido muscular – la báscula de baño valora cuánto por ciento de nuestro peso lo componen los músculos.

Peso óseo – el dispositivo estima cuántos kilos pesa todo nuestro esqueleto junto con los huesos.

Índice de masa corporal – después de introducir la información sobre nuestra altura y edad (en años), el dispositivo estima y presenta el valor del Índice de masa corporal.

Contenido de agua del cuerpo – la báscula verifica el porcentaje de agua en el cuerpo.

Asimismo, algunas básculas electrónicas incorporan funciones adicionales. Estos serían, por ejemplo:

Memoria – muchas de las básculas tienen una memoria interna incorporada. En su forma más básica, el dispositivo recuerda el último resultado o varias mediciones realizadas previamente. Las básculas más modernas permiten guardar los perfiles de diferentes usuarios y recordar sus resultados durante semanas, incluso años.

Funciones inteligentes – Las básculas electrónicas más modernas pueden tener así llamadas funciones smart – inteligentes. Permiten, por ejemplo, comunicarse con otros dispositivos usando módulo Bluetooth o Wi-Fi. Estas básculas de baño son capaces de comunicarse con un programa de tu teléfono inteligente o mandar informes periódicos usando correo electrónico. Este tipo de aparatos encontraremos entre los más caros de la categoría de básculas de baño electrónicas.

Básculas de baño clásicas y demás tipos: ¿Son precisas?

La precisión de la báscula y su rango de medición son dos características importantes que debemos tener en cuenta al elegir el modelo que vamos a comprar. En el caso de las básculas de baño o de cocina analógicas, la precisión de la medición suele ser de 0.5 kilo o 1 kilo, y con menos frecuencia de 100 gramos. En el caso de los dispositivos electrónicos, las básculas suelen garantizar una medición con una precisión de 0,1 kg (100 gramos), y en algunos casos las básculas dan resultados más exactos – hasta 0,05 kg (50 gramos), aquí hablamos de básculas de farmacia.

El rango de medición es la medición más baja que puede registrar el aparato, así como el límite superior de presión en la escala. Hay en venta básculas con un rango tan bajo como 1 kg, pero algunas básculas electrónicas no se encenderán por debajo de 2, 5 o incluso 7 kg de presión. Esas básculas no servirán para pesar, por ejemplo, a los niños pequeños.

La presión máxima marca tanto el rango máximo de los sensores como el peso máximo para el dispositivo. Generalmente hay básculas con un rango máximo de 150 o 180 kilogramos, pero también hay en venta básculas para personas obesas que pesan incluso más.

Básculas de baño clásicas y otros modelos: La pantalla

¿Sabes qué pantalla va a ser la mejor? Lo más importante es que el resultado sea claro, por lo que la pantalla debe ser de suficiente tamaño, brillante y inteligible. Las básculas de las de siempre muestran el resultado en una esfera giratoria con una escala y una aguja. La falta de retroiluminación hace que la medición sea ilegible en el caso carencia de luz. Ese tipo de báscula también puede ser un problema cuando el usuario tiene mala vista y la báscula es pequeña.

En el caso de las básculas digitales, el resultado aparece durante unos segundos justo después de la medición, así que podemos bajar (de la báscula) y mirar la pantalla. Los colores más comunes en las básculas son monocromáticos, a veces retroiluminados en un color, como el azul o el amarillo. Habitualmente el monitor es una parte integrada en la báscula. De todos modos, existen básculas de baño en las tiendas con una pantalla extraíble, que se puede separar del cuerpo de la báscula y poner en otro sitio, de donde es más fácil para ver.

Básculas DE BAÑO CLASICA y otros tipos: los materiales de fabricación

Otro elemento al que hay que prestar atención es la construcción de la propia báscula de baño que hemos decidido comprar. Si colocamos la báscula en un lugar visible, no olvidemos tener cuidado de que esté a juego con el diseño y el color de otros accesorios. Hay básculas en el mercado decoradas con dibujos, así como de colores originales.

Si preguntas por el diseño, Habitualmente vemos básculas de baño en forma cuadrada o redondas. El primero modelo es más cómodo para estar de pie y da brinda más seguridad mientras medimos el peso. No olvidemos que el tamaño no es un problema sin importancia si quieres que la báscula esté en un baño pequeño, o si quieres guardar la báscula en un cajón después de la medición.

{Es más, También} tenemos que distinguir diferentes materiales de los que está fabricada la parte alta del aparato. La diferencia está en sus propiedades particulares. Los materiales más comunes en las plataformas de las básculas de baño son:

Plástico – por lo general se encuentra en dispositivos más baratos. El plástico también es popular si hablamos de básculas analógicas. Aún así, el plástico tiene algunos defectos: se estropea con relativa facilidad y con el uso el plástico de colores claros se oscurece.

Vidrio templado – el material más habitual para las básculas electrónicas populares. El cristal necesita ser del grosor adecuado, y por eso el peso de la báscula de vidrio también es proporcionalmente mayor. Las básculas de vidrio a veces tienen una tendencia a tener grietas en los lados. NO impide su correcto rendimiento, pero la bascula pierde su aspecto bonito. De todos modos, el vidrio es muy cómodo para mantenerlo limpio .

El metal – regularmente aparece junto con los elementos de cristal, pero también hay basculas de baño cuyas plataformas están hechas en su totalidad de acero. Su ventaja es que son muy fuertes y prácticas de mantenerlas siempre impolutas.

Aluminio – un material utilizado con menos frecuencia, pero hay básculas de aluminio en las tiendas. No son tan resistentes como el acero, pero por otro lado pesan menos.

Bambú/madera – en la última década, los dispositivos cuyas cubiertas están hechas de madera o bambú son cada vez más populares. En cuanto a peso y resistencia ofrecen buenas características, pero es posible que con el paso de los años la humedad puede causar una ligera deformación del material.

Deja un comentario